viernes, 18 de junio de 2010

INTERACCIÓN

Durante mis años como artista me ha tocado vivir e interactuar con distintas personalidades de diversas edades, muchas de ellas espectacularmente influyentes para mi. Aunque crecí en el ambiente musical también pude ver el "otro lado del mundo", es decir el mundo normal, ya que estuve en universidad y crecí en un colegio de monjas cuyas amistades de entonces perduran hasta el día de hoy.

Para bien o para mal siempre he sido muy analítica, siempre desde niña cuestionándome todo, cuestionando en silencio el comportamiento de los demás, tratando de entender... He sido sobre todo sobre-analítica conmigo misma lo que me llevó muchas veces a ser demasiado crítica, cosa que me afecto durante los años de juventud. Había cosas mías que causaban reacciones de las demás personas buenas y malas, y quería entender el porque, que es lo que debía mantener, cambiar y mejorar; llegué también a un punto en el que me di cuenta de que no se puede satisfacer a todo el mundo, no hay una formula perfecta para satisfacer a todo el mundo ya que todos somos distintos y nuestras maneras de interpretar los mensajes varían según las experiencias vividas, nuestros conflictos internos y la manera en que crecemos.

Al darme cuenta que las personas son distintos canales receptores supe que tendría que tomarme el tiempo de estudiar persona por persona al comienzo de una relación ya sea social, amical, de pareja, etc. para poder decir y actuar de la manera adecuada así pueda yo comunicarme sin ser malentendida, que mi mensaje llegue exactamente al receptor de la manera que yo lo tengo en mi cabeza y que las experiencias previas del destinatario no distorsionen el mensaje que en principio estoy tratando de dar; y eso queridos amigos me tardó años, les puedo decir que aún así las personas no terminan de sorprenderme así como yo no termino de sorprenderme a mi misma.

Hay personas con las que una frase puede significar algo maravilloso, como para otras la misma frase puede representar algún símbolo de agresión. Uno nunca sabe ya que no hay manera de estar en el mundo interno de la otra persona al menos que la conozcas profundamente, el hecho que la otra persona haya malinterpretado tu mensaje o acción, no necesariamente quiere decir que sea una mala persona, sino que se maneja distinto lenguaje, y es así como concluí que se ocasionan la mayoría de conflictos.

El ser consciente de todo esto me ayudó mucho más a relacionarme con las personas, ser tolerante a las deficiencias de otros como con las mías propias, y tener cuidado en hacerme entender como realmente quería, tendría que utilizar una manera de comunicación según el tipo de persona para estar mas segura de no causar mal interpretaciones. No es que me comporte distinto con cada persona, yo soy la misma, mis mensajes son los mismos, pero tengo que cambiar el idioma según lo que pueda ver de mi receptor para asegurarme que el mismo mensaje que puedo dar a otras 3 personas llegue a él también. Espero que se me entienda hasta ahí.

Las interpretaciones de nosotros los seres humanos, varían según las experiencias que vivimos, buenas o malas, nuestras inseguridades pueden hacernos malas pasadas según el contexto que hayamos vivido y en el que nos encontramos actualmente. Por ejemplo, conocí una vez una chica en la universidad, estábamos sentadas en la cafetería repasando para una práctica. Al otro extremo de la cafetería habían dos chicas juntas paradas mirando en nuestra dirección y hablándose mutuamente en el oído. La chica con la que yo estaba sentada me dice sobre estas dos chicas: "míralas, estan rajando de nosotras.... porque nos miran así?, seguro están hablando de nosotras", era curioso, ya que al alzar mi mirada y verlas lo único que yo veía era a dos chicas viendo el panel que estaba atrás de nosotras, volteo a ver bien el panel y me di cuenta que estaba colgado un anuncio de la universidad en cuya foto promocional aparecía una de las chicas que estaban "cuchicheando" supuestamente de nosotras, entonces le dije a mi compañera lo que había notado, pero nisiquiera quiso voltear a mirar el panel, ella estaba segurísima que estaban hablando de ella, como diría ella "rajando". Lo gracioso es que ella siempre malinterpretaba todo, si le miraba el pelo, decía instantáneamente: "no tuve tiempo de peinarme"... o..."¿que pasa... tengo un bicho?", era una chica con la que me di cuenta tenía que tener mucho cuidado al escoger mis palabras y mis acciones porque su lenguaje era muy inusual y muy negativo... duro con ella misma.

Así con todas las personas es lo mismo, interpretamos todo según nuestras experiencias de vidas buenas o malas, inseguridades, temores, egos, etc. Creo que muchos conflictos se hubiesen terminado con tan solo un sistema traductor que ayuden a las personas a entenderse.

Lo que trato de decir es que no importa cuanto cuidado tengamos, somos millones de personas en este mundo completamente distintas unas de otras, por más uno trate de dar siempre el mismo mensaje siempre va a haber un receptor cuyo idioma sea mucho más distinto que los otros debiso a fuertes experiencias. Nuestro mensaje en algún momento será malinterpretado ya sea para bien o para mal y es llegando a este punto lo siguiente. NO PODEMOS DEJAR DE SER QUIENES SOMO NI DEJAR DE HACER LO QUE TENEMOS QUE HACER SOLO PORQUE EL IDIOMA DE LA OTRA PERSONA DISTORSIONA EL MENAJE ORIGINAL. No se puede satisfacer a todo el mundo y si se pudiese sería una perdida de tiempo y energía y de entrega total. Podemos hacer un esfuerzo para ser tolerantes ante los defectos de los demás... tenemos que darnos cuenta que todos tenemos nuestras cosas, nuestras inseguridades nuestra manera de comunicarnos. Si somos conscientes de esto, seremos más tolerantes y no nos afectará las acciones que nos suelen afectar de varias personas. Es bueno esforzarse para comunicarse efectivamente, aclarar las cosas sin egos ni orgullos embrutecedores. Si vez a alguien que tiene un idioma completamente distinto a ti quiere decir que es una relación desgastadora y debe ser terminada, al menos se debe mantener la distancia de la manera más diplomática y elegante posible, entendiendo que nadie quiere hacerse daño intencionalmente, son simplemente maneras de ver el mundo que es muy difícil que llegar a entender de las dos partes.

Sé que todo esto suena muy complicado, pero en realidad lo que trato de decir es que es más fácil llevarse bien los unos con los otros de lo que parece. Ser tolerante, analizar las cosas, no ser prejuicioso y sobre todo "SIEMPRE COMUNICARSE Y TRANSMITIR LAS INQUIETUDES DE MANERA SINCERA", admitir que podemos estar mal de vez en cuando no nos haría mal, la terquedad es un mal universal y hace que nos estanquemos en nuestro propio desarrollo. Sí tenemos defectos! y está bien! porque somos seres humanos, lo lindo es trabajar en ellos para mejorar como personas y aceptar a los demás como seres imperfectos que somos. Tratar de ver los hechos antes de malinterpretar los mensajes y acciones de los demás, esto nos ayudara a vivir mejor, al menos eso me ayudó mucho a mí.

Al entender y creer en todo lo anterior, cosa que me ayudó mucho a mi en lo personal empecé a ver las cosas de manera simple, amo al mundo, amo a las personas con sus cualidades y defectos, claro que si hay alguien que veo que no me conviene o que no puedo llegar a una comunicación saludable, es bueno alejarse en los mejores términos..... Acá NO HAY VICTIMAS, ninguno es un santo, sólo hay seres humanos con distintos idiomas, todos nos hacemos muy bien y todos nos herimos en algún momento y aún así le puedo decir que es fácil llevarse bien con los demás, con el mundo y con uno mismo. Besos para todos!